Plaza de la Constitución 7 · 41805 Benacazón (Sevilla) · Teléfono Casa Hermandad 955705931
Home » » Camino

Camino


Antes de comenzar nuestro camino, la tarde noche del Lunes, recibimos, tanto la Hermandad del Rocío de Benacazón como el resto de Hermandades y Asociaciones de nuestro pueblo, a las Hermandades rocieras de Almería, Murcia y Valencia.
El Miércoles, después de que salga nuestra Hermandad, el pueblo de Benacazón se encarga de recibir a las Hermandades de Umbrete, Villanueva del Ariscal, Sanlúcar la Mayor y Olivares en su camino hacia la Aldea.
La Hermandad de Benacazón tiene el orgullo de hacer el Camino en perfecto orden, manteniendo cada carriola su lugar en la caravana y de seguir en todo momento las instrucciones de los Alcaldes de Carreta. 
Para llegar hasta la Aldea del Rocío en Peregrinación Oficial de Pentecostés y dar Culto a su titular la Santísima Virgen del Rocío, Benacazón tiene el siguiente itinerario:

Miércoles
El miércoles anterior a Pentecostés, una vez celebrada la Santa Misa de Romeros, la Hermandad parte de la villa de Benacazón, después de ser despedida por las Hermandades de Soledad, Vera+Cruz, Rosario y el Excmo. Ayuntamiento que la acompaña hasta la salida del pueblo, dándole así el adiós a su madre la Santísima Virgen del Rocío.
Parte a continuación camino de las marisma por el camino de Gelo atravesando Marlo. Se encamina después hacia el Río Quema. Una vez allí se "bautiza" a los nuevos romeros que hacen por primera vez el camino hacia la Blanca Paloma, y se reza la Salve Rociera para llegar al atardecer a la localidad de Villamanrique de la Condesa, donde tradicionalmente, tras ser recibida por la Hermandad Madrina a las puertas del Templo Parroquial, se canta la Salve y se hace ofrenda floral al Simpecado de dicha Hermandad.
En la dehesa de Villamanrique, se hace la primera acampada nocturna, en ejemplar orden y constante Hermandad y Fraternidad entre todos los romeros, hasta hace poco tiempo a la luz de las hogueras y al amparo de las corpulentas encinas.

Jueves
Al amanecer, la caravana de romeros se encamina por la Raya Real al "Palacio del Rey", donde transcurre la segunda noche de caminar rociero, en compañía de las demás Hermandades Sevillanas. En el transcurso de la noche se celebra "Santa Misa".

Viernes
Con las claritas del día se levanta la acampada camino del Ajolí, al que se llega a mediodía. Se reza la "Salve Rociera" y se cantan sevillanas. Se llega ya a la Aldea, donde nos establecemos en nuestra Casa-Hermandad, cobijo de todos los hermanos, benacazoneros y rocieros que nos quieran visitar.

Sábado
El sábado anterior a Pentecostés, la Hermandad hace su Presentación Oficial ante la Santísima Virgen del Rocío en el décimo tercer lugar, que hoy le corresponde. Es preciso recordar que Benacazón, perdió su turno de entrada o presentación, allá por los años veinte, fecha esta en que la Hermandad tenia su Presentación en el décimo primer lugar.

Domingo
Entre los momentos más destacados de la Romería esta la tradicional elección del Hermano Mayor, simbolizada en el acto de "Partir el Bizcocho", después de la celebración de la Santa Misa Pontifical del Domingo de Pentecostés. Se cuenta que en los primeros años de peregrinación, los hermanos llegados a la Aldea no tenían de comer más que un bizcocho para la vuelta. Acordaron entonces que el que partiera el bizcocho se comprometía a traer a la Hermandad al año siguiente como Hermano Mayor.
Esta tradición se conserva en nuestra Hermandad desde los primeros años de su fundación. Previamente a este acto se reúne la Junta de Gobierno con los posibles candidatos a desempeñar el cargo de Hermano Mayor, siendo estos informados y asesorados de los compromisos que contraen al partir el tradicional "bizcocho". Toman posesión de su cargo en la Misa de Acción de Gracias que la Hermandad realiza a la llegada de la romería a Benacazón, haciéndole entrega el Hermano Mayor saliente al entrante de la Vara y Medalla de su cargo; siendo testigos del acto toda la Junta de Gobierno y el pueblo de Benacazón.

Lunes
Al amanecer el día del Lunes, la Hermandad espera la Presentación a Nuestra Madre, la Santísima Virgen del Rocío de Nuestro Simpecado y de todos los Rocieros y devotos que van a la Aldea con esta ocasión. Este es el momento culminante de Nuestra Hermandad en la Aldea, que tiene lugar en la esquina de la Casa Hermandad de la Palma del Condado.
Al regresar a nuestra parada se desayuna y se empieza a recoger y prepararlo todo para comenzar el camino de vuelta. Por circunstancias especiales, como la lluvia, algún año se salió el martes y se hizo el camino de vuelta en dos jornadas en lugar de tres.
Los romeros realizan el regreso de nuestra Hermandad, desde la Aldea del Rocío hasta nuestra localidad, por el mismo camino hasta llegar a Benacazón. Hacia mediodía se llega al "Palacio del Rey", allí se descansa Esta noche es una de las más bonitas que Nuestra Hermandad tiene en su camino, quizás por la convivencia que existe y porque ya se empiezan a contar los días para el próximo año.

Martes
Casi al amanecer y casi sin apenas dormir, se levanta el campo y se empieza a cruzar la "Raya Real". En este día y debido al transito que ha habido los días anteriores suele haber muchos atascos de tractores, lo que llega a causar momentos simpáticos y muchas anécdotas. También el Hermano Mayor y otros miembros de la caravana suelen dar "Una Pará". En esta se invita a todos los miembros de la caravana con vino, cerveza, refrescos, etc. y algunas tapas, lo que hacen que el camino sea más llevadero y se pasen momentos realmente inolvidables.
A media tarde se llega a la Dehesa de Villamanrique de la Condesa. Por la noche se celebra "Santa Misa" y se disfruta de la última noche del camino.

Miércoles
Al amanecer, se empieza a recoger todo pensando ya en el próximo año. Se vuelve a pasar por el interior de Villamanrique de la Condesa, despidiéndose ya de nuestra Hermandad Madrina, Villamanrique. Posteriormente se vuelve a cruzar el río de Quema. A mediodía se llega al "Centro de Estudios" de Aznalcázar para sestear y prepararse para entrar en Benacazón. Al atardecer tiene su entrada triunfal. Cantando todos los romeros y peregrinos la Salve y el Himno de la Santísima Virgen de las Nieves, Patrona de Benacazón.